NP 10 03 2016 2

Será este domingo con motivo de la convocatoria del Día de las especies autóctonas y el objetivo es favorecer la recuperación del suelo que ha invadido esta especia exótica con vegetación autóctona


A las 10 horas será la recepción de l@s voluntari@s en el merendero que se localiza a la entrada del bosque. Antes de adentrarse en este paraje, se expondrá la problemática de las especies invasoras, con especial hincapié en el ailanto (Ailanthus altissima) y la importancia de proteger la vegetación autóctona como protección de la biodiversidad. Con el traslado y reparto del material se iniciará la retirada de raíz de esta exótica especie, que ha brotado de forma espontánea en el bosque. Entre 12:30 h y la una del mediodía se hará un alto en el camino para descansar y almorzar, antes de trasladar las plantas eliminadas al punto convenido, que pondrá el punto y final a eso de las dos de la tarde a esta actividad. Es el programa de la jornada de voluntariado ambiental que la Asociación ‘Micorriza’ y el Ayuntamiento de Yebes organizan este domingo 13 de marzo en el bosque de Valdenazar con motivo de la convocatoria ‘Día de las especies autóctonas’ del proyecto Tejiendo Custodia que se realiza en varios puntos de la geografía española.

Esta iniciativa está auspiciada por la Xarxa de Custodia del Territori y la Obra Social ‘La Caixa’ y el objetivo fundamental es la mejora ecosistémica del bosque mixto mediterráneo mediante la retirada de los ejemplares de esta especie invasora. Los voluntarios evitarán el problema de la expansión de una población invasiva de ailanto mediante la retirada de al menos el 70% de los individuos localizados en el bosque de Valdenazar, que es propiedad del Ayuntamiento de Yebes. “Se trata de recuperar la superficie perdida por la invasión de esta vegetación alóctona con el fin de favorecer la recuperación de ese suelo por parte de la vegetación autóctona”, explica Vidal Gaitán, concejal de Medio Ambiente. En definitiva, el Ayuntamiento quiere involucrar a los vecinos en la gestión y cuidado de este espacio, con la participación de al menos una quincena de voluntarios.

Para participar en esta jornada de voluntariado, que es gratuita, es necesario inscribirse previamente mediante el envío de un correo electrónico a la dirección Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. en el que se hará constar el nombre y apellidos, DNI y fecha de nacimiento del voluntari@. El ailanto es una especie que se expande a gran velocidad debido a la gran cantidad de frutos que produce al año y a la alta capacidad de rebrote que posee. Además, desprende sustancias alelopáticas a través de sus raíces que inhiben el crecimiento a otras plantas autóctonas, por lo que su retirada debe hacerse de raíz. De momento, esta especie está muy focalizada en un punto concreto del bosque de Valdenazar, por lo que su retirada es urgente antes de que se extienda por el resto del paraje.

La Asociación ‘Micorriza’ plantea entre sus objetivos participar activamente en la conservación del territorio mediante técnicas de custodia del territorio y su aplicación en la conservación del patrimonio natural, cultural y paisajístico. Desde 2014, es una de las entidades fundadoras de la Red de Custodia del Territorio de Castilla-La Mancha y Madrid, cuya finalidad es impulsar y desarrollar la custodia del territorio, una figura de protección que prevé un conjunto de estrategias e instrumentos con los que se pretende implicar a propietarios y usuarios del territorio en la conservación y el buen uso de los valores y recursos naturales, culturales y paisajísticos. Para ello, promueve acuerdos y mecanismos de colaboración continua. Al no haber demasiado espacio sobre el que trabajar en Valdenazar, al menos se precisan 15 voluntari@s en esta jornada ambiental.

El Ayuntamiento de Yebes y la Asociación ‘Micorriza’ mantienen desde 2014 un acuerdo verbal que ha convertido el bosque de Valdenazar en un espacio en custodia. El terreno custodiado es de titularidad municipal y cuenta con una superficie de 41 hectáreas. Se trata de un reducto de bosque mediterráneo en magnífico estado de conservación en el que destaca la presencia de tres tipos de masas forestales: el quejigar, el encinar y el bosque mixto de ambas especies, donde además existe un bosque de ribera en torno al arroyo Valdarachas y cuenta con varios ejemplares de encinas centenarias que destacan por sus grandes dimensiones.

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s