contenedor aceite 2015

Desde que hace tres años se instalaron estos contenedores, cuya gestión corre a cargo de la empresa Servicios Ecológicos de Recursos para el Campo (SERCAMPO), se han recogido 2.458 kilos en el municipio


Un total de 1.074 kilos de aceite doméstico usado reciclaron los vecinos de Yebes y Valdeluz en 2014 a través de los cuatro contenedores que hay en el municipio, volumen que supone un incremento del 24,8% con respecto al año anterior. Este “eficaz y satisfactorio” balance es el resultado del acuerdo que el Ayuntamiento de Yebes suscribió con la empresa Servicios Ecológicos de Recursos para el Campo SL (SERCAMPO), que tiene su sede en la ciudad de Cuenca. El objetivo principal de este servicio es facilitar el acceso de las comunidades de vecinos, domicilios particulares y establecimientos a la cadena de reciclaje de un residuo “altamente contaminante” y garantizar su recogida controlada. Vidal Gaitán asegura que los vecinos de Yebes y Valdeluz “han entendido a la perfección” esta finalidad, puesto que “sin su implicación y concurso esta iniciativa no tendría ningún sentido”.

Desde que en enero de 2012 se puso en marcha este servicio con la instalación de tres contenedores herméticos de recogida de aceite vegetal usado en Valdeluz y uno más en Yebes, se han reciclado 2.458 kilos. Con un censo de 2.782 habitantes, Yebes y Valdeluz generan alrededor de 10.800 litros de aceite vegetal de uso doméstico al año. El pasado año, cada vecino depositó una media de 3 decilitros de este residuo en los contenedores. “Poner estos recursos al alcance de los ciudadanos mejora de forma ostensible su conciencia ecológica y medioambiental, aunque aún existe margen para mejorar estas números”, asegura el concejal de Medio Ambiente. Gaitán recuerda que una persona consume del orden de 20 litros de aceite al año, de los que al menos cuatro se desechan.

“Poner estos recursos al alcance de los ciudadanos mejora de forma ostensible su conciencia ecológica y medioambiental, aunque aún existe margen para mejorar estos números”

La Concejalía de Medio Ambiente hace un llamamiento a la colaboración para evitar que este residuo, que es capaz de contaminar mil litros de agua con un solo litro, llegue disuelto a las tuberías de la red de saneamiento a través del desagüe del fregadero. El edil incide en que el vertido de este desecho por los sumideros hace que aumente el consumo de agua potable, dado su tratamiento en la planta depuradora de Valdeluz requiere un mayor volumen de caudal. El coste de depurar un kilo de grasa está en torno a 1’45 euros, lo que equivale a 15.660 euros al año. En clave de impacto ambiental, un litro de aceite vegetal usado emitido a la atmósfera supone 1,32 kilos de CO2. En el caso de Yebes y Valdeluz, si ese residuo se sometiese a un proceso de reciclado se evitaría la emisión de 14 toneladas de dióxido de carbono al aire.

SERCAMPO ha diseñado y patentado estos contenedores de uso exclusivo para el reciclaje de aceites vegetales de uso doméstico, que han sido homologados para el cumplimiento de la normativa vigente. Con una capacidad máxima de 240 kilos, su estanqueidad impide el derrame de este líquido pesado a la vía pública y está preparado para soportar actos vandálicos. El edil de Medio Ambiente apela a la “responsabilidad cívica” de los usuarios para hacer un uso correcto de estos depósitos, mediante el empleo de botellas plásticas debidamente cerradas, con un tamaño idóneo de uno o dos litros, o en su defecto garrafas de este mismo material de hasta cinco litros de capacidad. La empresa certifica que los residuos eliminados a través de este sistema se destinan a la elaboración de carburante biodiesel, por lo que “está garantizado su no retorno a la cadena alimenticia”.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Yebes ha dispuesto los recursos necesarios para que los vecinos tengan la posibilidad de reciclar papel y cartón, envases, residuos orgánicos, ropa y material textil, aceite vegetal usado y vidrio, así como de eliminar heces de perros, tapones de plástico, bombillas de bajo consumo y fluorescentes, y pilas de prisma, botón y cilíndricas. En ese afán por mejorar la sostenibilidad del municipio, en breve la Concejalía de Medio Ambiente pondrá en marcha un servicio de compostaje para la eliminación de los residuos de poda y su transformación en abono orgánico.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s