El Pleno aprobó ayer por mayoría de todos los grupos políticos esta convocatoria, que se suma a las entregas de material higiénico, subvenciones y exenciones fiscales que se llevaron a cabo al inicio de esta emergencia sanitaria


 

Estar dado de alta antes del 25 de octubre de 2020 en el Censo de Actividades Económicas y el Régimen de la Seguridad Social, disponer de un local físico dedicado al comercio minorista y estar al corriente en el cumplimiento de las obligaciones tributarias, con la Seguridad Social y el Ayuntamiento. Son los únicos requisitos que deben cumplir los beneficiarios de las ayudas que el Ayuntamiento de Yebes destinará a los establecimientos comerciales de este municipio que se vieron obligados a cerrar y adoptar medidas restrictivas de aforo y horario como consecuencia del estado de alarma que se declaró por segunda vez en la mencionada fecha. En la mañana de ayer, el Pleno aprobó por unanimidad de los grupos políticos un paquete de ayudas dotado con 10.000 € y hasta un máximo de 1.500 € por beneficiario, una convocatoria que se enmarca en la línea de subvenciones para el fomento económico del Plan Estratégico de Subvenciones con que cuenta este municipio.

“Hemos optado por un procedimiento sencillo en la tramitación y requisitos para que los interesados puedan acceder a la ayuda con una simple declaración responsable”, valoró Miguel Cócera, alcalde de Yebes. Que recordó que este Ayuntamiento ha estado al lado del comercio local “desde el minuto uno de esta emergencia sanitaria” con las ayudas y exenciones fiscales que se aprobaron “a las primeras de cambio” y el suministro periódico de material higiénico y de seguridad a los negocios y establecimientos en forma de mascarillas, guantes o manteles. De carácter social, la finalidad de estas ayudas es contribuir a paliar situaciones de necesidad y atender de forma inmediata a personas del municipio cuyo medio de vida es un negocio, que se vieron forzados a reducir horarios y aforos y a efectuar cierres intermitentes debido a esta emergencia sanitaria. “El colectivo al que se dirigen ha sufrido las consecuencias de esta pandemia, lo que ha provocado una notable pérdida de ingresos y afectado a la viabilidad económica de estos negocios, que son parte esencial del tejido empresarial del municipio”, argumenta Cócera.

Aquellos comercios que opten a estas ayudas estarán obligados a mantener la actividad durante como mínimo un periodo de cuatro meses a partir de la finalización del estado de alarma. Otro aspecto notorio recogido en las bases reguladoras de esta convocatoria es que la percepción de estas se compatible con otras subvenciones, ayudas, ingresos o recursos para esta misma finalidad procedentes de la Unión Europea, la Administración General del Estado, la Comunidad Autónoma, la Diputación de Guadalajara o cualquier otra entidad pública o privada. En cuanto a los plazos previstos para la presentación de las preceptivas solicitudes, los interesados dispondrán de diez días hábiles desde la publicación del extracto de la convocatoria en el Boletín Oficial de la Provincia, trámite que se efectuará telemáticamente a través de la sede electrónica (yebes.sedelectronica.es). Dada la excepcionalidad de estas ayudas, se atenderán las solicitudes presentadas y el crédito presupuestario se repartirá linealmente entre los solicitantes.

En el transcurso de la sesión plenaria y también por unanimidad, el Ayuntamiento de Yebes dio el visto bueno al expediente de contratación y licitación del servicio de mantenimiento y conservación del ciclo integral del agua. Por un importe de 125.700,35 euros al año y un periodo de vigencia de un lustro, desde el 15 de octubre de 2021 hasta el 14 de octubre de 2026. El contrato obligará a la empresa adjudicataria a adoptar las medidas adecuadas para garantizar el cumplimiento de los criterios de calidad de agua para consumo humano, así como las condiciones de salubridad fijadas por la autoridad competente. En cuanto a la gestión del servicio, se estructurará en base a dos actividades principales: una de vigilancia y control de la explotación, que incluye la atención a la calidad del agua que se distribuye por la red de suministro, y otra relativa a las actividades de mantenimiento de las instalaciones y equipos. Que son la estación de bombeo de aguas residuales, el sistema de depuración y la red de impulsión de agua depurada para riego de Valdeluz, además de las redes de distribución de agua potable y contra incendios, saneamiento y drenaje, y los estanques, fuentes ornamentales, lagos y fuentes de boca que hay en este municipio.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Este centro de formación no reglada que en 2019 estrenó las nuevas instalaciones con más de 160 m2 útiles ha celebrado la gala de fin de curso y superado con éxito los efectos de la pandemia


 

Piano, guitarra, percusión, saxofón, flauta travesera o violín son algunos de los instrumentos en los que el alumnado puede iniciarse o perfeccionar el nivel. Con más de medio centenar de matrículas, incluye un grado infantil dividido en jardín musical, preparatorio e iniciación, y otro elemental con secciones para principiantes y enseñanza libre, y avanzado, adulto y enseñanza libre. Cuenta además con una agrupación coral mixta integrada por voces adultas, cuya actividad se ha visto condicionada en el último año por la pandemia al ser considerada actividad de riesgo extremo. Es la Escuela Municipal de Música de Yebes, que acaba de cumplir un decenio y que el pasado domingo celebró la gala de fin de curso 2020-2021 con la asistencia de los familiares. Un servicio que tiene una “excelente acogida” entre los vecinos y cuyos resultados en estos años “son visibles en el alumnado, que en algunos casos ha accedido a estudios de Conservatorio gracias a la vocación del profesorado”, apunta Juan Antonio Perojo, concejal de Cultura.

Bajo la batuta de Raquel Sánchez-Pardo, que está al frente de este centro de formación no reglada desde sus inicios, en diez años se ha logrado consolidar una infraestructura educativa, formativa y cultural “de primer nivel” en este municipio, que no solo es capaz de atender la inclinación de los más pequeños por la música, “que a estas edades es más una diversión que un aprendizaje”, y el deseo de muchas madres y padres de iniciar a sus hijos en este arte, sino también de dar respuesta “a las necesidades e inquietudes de los estudiantes que están en un escalón superior”, opina Perojo. Que destaca la “implicación y grado de compromiso” del profesorado que presta sus servicios en la Escuela Municipal de Yebes, “que atesora una contrastada capacidad pedagógica, nivel de enseñanza y experiencia profesional” que están a la altura de pocos centros de estas características. Como lo demuestra el hecho de que muchos alumnos acumulan varios cursos debido a la entrega, trato y complicidad del claustro de profesores.

En el transcurso de la fiesta de fin de curso, en el que los alumnos exhibieron los conocimientos y nivel adquiridos, la directora de la Escuela Municipal de Música de Yebes alabó la “capacidad de adaptación, sacrificio y esfuerzo” de los niños en un año “tan aciago y complicado” como ha sido este 2020. “En el que durante varios meses hemos tenido que impartir las clases online, con la dificultad que entraña este sistema de interacción para la corrección y el aprendizaje”, explica Raquel Sánchez-Pardo. Que llegado a este punto, quiso agradecer la “colaboración, dedicación y compromiso” de los padres y madres, “que han sido la necesaria correa de transmisión en el ámbito familiar para motivar y aleccionar a sus hijos”. En esta ocasión, la gala estuvo dedicada a las “Músicas para bailar” y los alumnos formaron orquestas para interpretar los temas elegidos para la ocasión, llevando la emoción al auditorio. “Llevo muchos años en la enseñanza musical y hacía tiempo que no veía una generación tan estimulante como esta”, reconoce.

La Escuela Municipal de Música de Yebes inició su andadura con apenas una decena de matrículas en el otoño de 2011 en las dependencias de las oficinas municipales de Valdeluz, que no reunían las condiciones mínimas para la impartición de este tipo de estudios. “Con paredes de chapa, techos bajos y un espacio tan incómodo como reducido, profesores y alumnos se sobrepusieron a las adversidades y en poco más de dos años se alcanzaba el medio centenar de inscritos”, evoca el concejal de Cultura. Esta progresión motivó la primera mudanza a las instalaciones contiguas al Centro Cultural de Valdeluz, donde en una superficie de 80 metros cuadrados se habilitaron cuatro aulas de formación que en este caso tampoco tenían los requisitos acústicos, ambientales y sonoros necesarios. “Aquellas carencias se suplieron con el entusiasmo de los alumnos y la voluntad de los profesores”, enfatiza Perojo.

A comienzos de 2018, la escuela se trasladó a su actual emplazamiento, con más de medio centenar de metros cuadrados dedicados a espacios formativos y repartidos en cinco aulas, suelos de tarima, sistemas de aislamiento para la convivencia acústica de todas las estancias y un salón de audiciones con capacidad para 35 plazas. “Lo que hicimos fue dignificar un espacio acorde a las necesidades y esfuerzos de una comunidad educativa que, a lo largo de estos años, se ha comportado como una gran familia”, concluye Perojo.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

A la llamada del Ayuntamiento de Yebes respondieron este sábado media docena de voluntarios

Bidones de productos inflamables, latas de aceite y cerveza, cascotes de hormigón, planchas de madera, botellas de plástico, un mueble aparador y hasta un lavabo de porcelana completo. Son algunos de los residuos que se recogieron este sábado en la jornada de voluntariado ‘1m2 contra la basuraleza’ en el marco del proyecto Libera que promueven la organización ecologista SEO/BirdLife y la entidad sin ánimo de lucro Ecoembes en multitud de escenarios naturales de nuestro país. Media docena de voluntarios acudieron a la llamada realizada por el Ayuntamiento de Yebes que, por tercer año consecutivo, participaba en esta iniciativa de educación y concienciación ambiental. Que en apenas tres horas retiraron más de 500 kilogramos de escombros, basuras y desechos en las cercanías del bosque de Valdenazar, que sigue cerrado al público por parada biológica, y en el entorno natural de Alcohete. “Esta movilización pone de manifiesto que juntos podemos ser parte de la solución a este gran problema ambiental”, valora Vidal Gaitán, concejal de Medio Ambiente.

‘1m2 contra la basuraleza’, que en esta quinta edición cambió de nombre para responder a la necesidad de visibilizar aún más el problema, es una cita colaborativa que llama la atención sobre este inconveniente y libera los espacios naturales de residuos. Los participantes en esta jornada convocada por el Ayuntamiento de Yebes se concentraron en la encina centenaria situada en el acceso al campo de golf de Valdeluz, desde donde se desperdigaron en dirección a Valdenazar. Ya en la entrada a este paraje se encaminaron hacia los senderos que se bifurcan en dirección al Sanatorio de Alcohete, Un extenso manto vegetal salpicado de matorral y carrascas, donde los voluntarios se emplearon a fondo en la recogida. A lo largo del recorrido se fueron apilando las bolsas con la basuraleza acumulada, que después fue recogida por el vehículo de la brigada municipal de mantenimiento. Que se encargó de depositar los desechos en los contenedores indicados y en el punto limpio de Yebes.

El abandono de residuos en la naturaleza representa una seria amenaza para la calidad de vida de los espacios naturales y repercute de manera directa e indirecta en las especies y hábitats. No en vano, la contaminación derivada de la basura representa una “dificultad añadida” para la calidad de vida de las personas. “No solo porque produce un impacto visual en el paisaje, sino que esa contaminación puede llegar al ser humano por diversos canales como el agua, el aire o los alimentos”, aprecia Gaitán. Desde su puesta en marcha, el proyecto LIBERA ha movilizado a más de 72.000 voluntarios en toda España y colaborado con más de 1.100 organizaciones y colectivos. Que han recogido y caracterizado cerca de 300.000 objetos de más de 2.700 puntos. Y se han podido limpiar más de medio millar de puntos de gran valor natural de nuestro país, en los que se han recogido más de un centenar de toneladas de escombros y residuos. “Es una oportunidad de demostrar que, a través de la participación ciudadana, nos importa el entorno en el que vivimos”, apunta el edil de Medio Ambiente.

El pasado año, Yebes se sumó al proyecto ‘Mi pueblo sin basuraleza’ que promueve la conservación de los espacios naturales. En cuya carta de adhesión se asumió el compromiso de sensibilizar a vecinos y visitantes frente al abandono de ‘basuraleza’, actuando como parte activa en la transmisión de los mensajes de las campañas de sensibilización que se realicen. Así como a colaborar para facilitar a las organizaciones y asociaciones locales el apoyo institucional que precisen para posibilitar el desarrollo de actividades que promuevan la conservación de los entornos y la sensibilización de los ciudadanos frente a este problema. “Cada persona y cada acción cuentan, pero este esfuerzo de sensibilización para acabar de una vez por todas con la basura que se abandona en nuestros entornos más próximos debe ir acompañado de gestos”, reivindica Vidal Gaitán.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

El 1 de junio finalizó el plazo para que los propietarios de solares realizasen estos trabajos y, de acuerdo con la ordenanza municipal, se les recordará esa obligación antes de que el Ayuntamiento actúe de forma subsidiaria


Un tractor de 1.498 cc de cilindrada, 29 CV de potencia, control de elevación por posición, tracción doble con cuatro ruedas motrices, enganche trasero y dos tomas hidráulicas. Son las principales características del nuevo vehículo que el Ayuntamiento de Yebes ha incorporado al parque móvil municipal y que, en esta época del año, se destinará a labores de limpieza y desbroce de parcelas. Dotado de dispositivo TDF (toma de fuerza) trasera y ventral, está equipado con una serie de aperos para la realización de estas funciones, como una segadora ventral, una desbrozadora de cadenas y un brazo articulado con cuchillas flotantes de tres metros de alcance. Además, el tractor está preparado para realizar trabajos de carga con pala y limpiar terrenos, abrir zanjas o hacer o eliminar bordos gracias a una cuchilla niveladora trasera. Una cuña delantera servirá para retirar la nieve acumulada en las aceras en los episodios de nevadas del invierno, habituales en este municipio situado en la cota 900 metros sobre el nivel del mar.

En estas próximas semanas se empleará a fondo en la limpieza y desbroce de praderas en los parques y jardines de Valdeluz, así como en los solares de titularidad municipal de este núcleo urbano. “Una jornada de trabajo con este vehículo equivale a una semana con una máquina desbrozadora de mano, por lo que vamos a conseguir una contrastada eficacia y ahorro notable de tiempo”, explica Vidal Gaitán, concejal de Medio Ambiente. Los implementos que integran el nuevo tractor permiten una mejor maniobrabilidad, sobre todo, en las zonas de arbolado, así como una mayor eficacia para trabajos en terrenos con desnivel y en pendiente. Los aparejos adquiridos están especialmente adaptados a terrenos irregulares y ofrecen una respuesta óptima en zonas de trabajo con piedra. A 35.650 € ha ascendido la compra del vehículo, que incluye la media docena de complementos incorporados, por lo que Gaitán asegura que “en muy pocos años habremos amortizado la inversión”.

El 1 de junio acabó el plazo dado a los propietarios de parcelas en suelo urbano o urbanizable para que dejasen esos terrenos libres de hierbas secas y broza, que pueden suponer un riesgo para la seguridad pública. Tal y como establece la ordenanza reguladora, en los próximos días el Ayuntamiento de Yebes recordará esa obligación a los titulares que no hayan efectuado aún esa limpieza antes de proceder a la ejecución subsidiaria de los trabajos de limpieza, lo que llevará aparejada el pago de su importe y una multa que podría oscilar entre seiscientos y 6.000 €. “La concurrencia de vegetación seca y temperaturas por encima de 30º grados hace que aumente el riesgo de incendio durante el periodo estival, por lo que debemos ser corresponsables en la aplicación de la norma”, opina Miguel Cócera, alcalde de Yebes. Que recuerda otro aspecto regulado en la normativa como es la obligatoriedad de realizar el cerramiento de las parcelas, así como la reposición del vallado cuando este haya sufrido desperfectos o deterioro.

Cada año, el Ayuntamiento de Yebes requiere por carta a los propietarios de las parcelas de naturaleza urbana que pudieran estar afectados por esta ordenanza, para que procedan a su limpieza y desbroce y las mantengan en condiciones de seguridad y salubridad. “Vamos a ser escrupulosos y estrictos para que se cumpla esta norma y aplicaremos el régimen sancionar hasta las últimas consecuencias a quienes quebranten esta obligación”, advierte Gaitán. Yebes cuenta con más de 360.000 metros cuadrados de superficie verde, que se distribuyen en catorce parques y zonas ajardinadas, lo que significa que cada vecino toca a 76 metros cuadrados.

El 1 de junio finalizó el plazo para que los propietarios de solares realizasen estos trabajos y, de acuerdo con la ordenanza municipal, se les recordará esa obligación antes de que el Ayuntamiento actúe de forma subsidiaria

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Es la sexta fase del plan de renovación del alumbrado público en este municipio, que desde 2017 ha aminorado el consumo energético en un 60% y logrado un ahorro a las arcas municipales de más de 70.700 euros


 

Hasta un 65% de ahorro en el consumo eléctrico, mínimos costes de mantenimiento, superior vida útil gracias a la mejor eficiencia de carga, resistentes a las vibraciones y alta eficacia óptica. Son algunas de las ventajas de las lámparas LED que el Ayuntamiento de Yebes ha instalado en 70 farolas del Parque de la Paz y los Derechos Humanos de Valdeluz y que reemplazan a las viejas bombillas de vapor de sodio y los aparatosos báculos de globo.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

En los talleres organizados por la Concejalía de Medio Ambiente con la colaboración de la Asociación ‘Micorriza’ han participado 227 alumnos de Educación Primaria en sesiones teórico-prácticas al aire libre


 

Con el objetivo de visibilizar la biodiversidad faunística presente en Yebes y Valdeluz y reducir la huella ecológica dejada por el ser humano, el Ayuntamiento de Yebes ha organizado esta semana una serie de sesiones teórico-prácticas y al aire libre sobre conocimiento del entorno y concienciación ecológica con la colaboración de la Asociación Nacional ‘Micorriza’. Que ha permitido descubrir a los escolares de 1º, 2º y 3º de Primaria la fauna con la que conviven con ayuda de imágenes, sonidos y distinto material biológico, como cuernas, cráneos o plumas. Y que ha tenido una parte práctica con la realización de un taller de huellas en arcilla de especies de la fauna local. Detrás de esta iniciativa está la convicción de que “concienciando desde edades tempranas ayudaremos a mejorar el uso público de un paraje como el bosque de Valdenazar”, esgrime Vidal Gaitán, concejal de Medio Ambiente. Cerrado por parada biológica desde el 31 de marzo por la elevada afluencia de visitantes, el responsable de esta área asegura que “los niños de hoy tienen el futuro de este paraje en sus manos y debemos prepararlos para ese momento”.

Dirigido a los alumnos de 4º, 5º y 6º de Primaria, el taller ‘Nuestra huella ecológica’ ha posibilitado que conocieran de primera mano este concepto, un indicador de sostenibilidad que mide el impacto que deja en el entorno nuestro modo de vida. De la mano de la Asociación ‘Micorriza’, se han mostrado ejemplos de los rastros que el ser humano deja como especie ecológica (de carbono, hídrico o alimentario) y han aprendido cómo reducirla. Sobre la faceta práctica, se les ha enseñado a calcular esa huella ecológica y el proceso de separación de residuos. Con el fin de ofrecer una educación ambiental eficaz, divertida y amena, ambos talleres se han desarrollado bajo la premisa de ‘aprender jugando’, porque “sabemos por experiencia que la aplicación práctica de los conocimientos teóricos es asumida mejor por los niños cuando recuerdan la actividad no solo por lo aprendido, sino por la sensación de haber vivido una experiencia nueva y entretenida”, dice Rafa Marco, ingeniero de Montes de la Asociación ‘Micorriza’.

Microescuelas 2021 es un programa de educación ambiental que aprovecha la cercanía de un espacio natural como el bosque de Valdenazar como recurso didáctico ambiental, circunstancia que permite enlazar el conocimiento del medio natural con la sensibilización ambiental. Esta experiencia educativa y didáctica está incluida en los objetivos del Plan de Gestión del bosque de Valdenazar y tendrá su continuidad el próximo mes de septiembre, en el inicio del curso escolar 2021-2022, con otros dos talleres de aves y plantas del entorno y una salida interpretativa a este parque forestal. La Asociación Nacional ‘Micorriza’, que colabora estrechamente con la Concejalía de Medio Ambiente desde hacer varios años en la organización de actividades de concienciación ambiental y conocimiento del entorno, ha sido reconocida con el premio CONAMA a la Sostenibilidad de Pequeños y Medianos Municipios. En estos talleres que se han desarrollado el martes, miércoles y jueves de esta semana, han tomado parte 227 alumnos de los ciclos inicial, medio y superior de Educación Primaria del CEIP ‘Jocelyn Bell’ de Valdeluz.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s